jueves, 8 de noviembre de 2012

el Hospital de La Princesa



Bueno, hoy no traigo una manualidad, ni un Diy, ni quiero comentar un juguete educativo. Hoy toca posicionarse. 

No era mi intención, pero después de leer el blog de la Dra. Jomeini (aquí) no he podido evitarlo. En primer lugar, si no conoces su blog te aseguro que merece la pena... así que date una vuelta cuando puedas. Y si no puedes, tienes otra fantástica forma de acercarte a ella: estamos de enhorabuena porque acaban de publicarle un libro para que también la tengas en formato clásico.... ji! En segundo lugar, su entrada Hospital de La Princesa en peligro: sanidad pública en peligro (puedes verlo aquí) me ha tocado la fibra emocional. 

Así que ya está bien. Me apetece gritar fuerte: 

NO a los recortes en SANIDAD... 
NO a los recortes en EDUCACIÓN...


y me uno a las voces que claman...

NO a la transformación del Hospital La Princesa.

Nos jugamos mucho, y no sólo nuestro futuro, sino el futuro de nuestros hijos.  Y no nos podemos auto engañar: en nuestras manos está la responsabilidad de aportar nuestro granito de arena. ¿Cómo? Infórmate, posiciónate, ve a manifestaciones, firma, hazte presente, discute con los que te rodean, informa a tus amigos.... Los recortes deben salir de otro sitio y debe ser incuestionable que tanto la sanidad como la educación son la base y el derecho de los ciudadanos de cualquier país moderno.


Pero cedo la palabra a la Dra. Jomeini, porque los médicos comprenden desde dentro la realidad compleja de un hospital. La entrada completa la puedes leer en el enlace que te he dejado más arriba:


"La Princesa es un hospital que funciona bien. Su Urgencia - de la que fui orgullosa adjunta durante 4 años - funciona bien. Se investiga, se hacen protocolos que involucran a varios servicios, se da docencia. Algo que debería ser en todos los hospitales de España, pero que no es. Su servicio de Anestesia - al que admiro por encima de mis límites - es de los punteros de España. ¿Y qué pasa? Pues pasa que a algún iluminado se le ha ocurrido que, para "recortar", hay que convertir a La Princesa en un centro "especializado en el paciente anciano" (cosa que, teniendo en cuenta que el Hospital no cuenta con especialidad de geriatría es, cuando menos, curiosa). Cuando los trabajadores del Hospital han pedido explicaciones, les han contestado que "el hospital no se cierra, sólo se transforma". Vamos a ver, señores míos, eso es como coger un Toys´rus, vaciarlo, llenarlo de juguetes de los chinos y decir que todo sigue siendo lo mismo. Amos, anda, no me jodas. ¿Qué pasa con la Cirugía Torácica?¿Y con la Neurocirugía?¿Y con la Urgencia, que también cierra?¿Qué pasa con la formación de los residentes y los estudiantes? Y, sobre todo, ¿qué pasa con los pacientes que son llevados en muchos de estos servicios?¿Dónde acudirá uno de esos pacientes ancianos operado de prótesis de cadera - da igual que la lista de espera de tumores vaya aumentando- cuando tenga alguna complicación, si no hay Urgencia?
En resumen, que no tienen ni idea. Que eso será clarificado poco a poco con reuniones diarias. A eso se llama hacer las cosas con cabeza, informándose exhaustivamente antes de tomar decisiones que afectan a la vida de miles de familias. Sí, señor. Hay que joderse.”



Puedes poner tu granito de arena firmando (AQUÍ), un manifiesto ciudadano creado para frenar la iniciativa de transformar el Hospital La Princesa.











3 comentarios:

  1. Y la guerra que se ha desatado entre alcaldía y comunidad es vergonzosa...
    No sabía que a la doctora Jomeini le habían publicado...

    ResponderEliminar
  2. Un honor tenerla por estos humildes lares, pseudosocióloga!! ;D

    Sí, veremos donde acaba todo.... Incluso parece que las funcionalidades acordadas van a ser un poco improvisadas, así, sin vergüenza ninguna. Esperemos que este hospital, que funciona muy bien, no pase a ser una chapucilla en manos privadas...

    ResponderEliminar
  3. Upsss, perdón, se me olvidaba lo más importante:

    Ana González Duque, El blog de la Dra. Jomeini, Ed. Tombooktu.

    ResponderEliminar

...hoy puede ser un gran día...