miércoles, 17 de abril de 2013

Bienestar emocional

En casa intentamos evitar situaciones, frases o palabras que puedan llevar a la peque hacia estados de ansiedad, miedos o frustraciones. Muchas frases dichas sin maldad, tienen connotaciones que no nos gustan, porque no son instructivas y realmente se quedan en exigencias tempranas con las que no estamos de acuerdo. 





Creo que es fácil dañar la autoestima, escuchando ciertos comentarios lanzados sin reflexión por la gente que te quiere. Para el bienestar emocional de mi peque, es importante que sienta de sus padres y familiares más directos el apoyo incondicional, el respeto, la tolerancia y el diálogo como herramientas clave para lograr la felicidad. 

Es por eso que estoy haciendo un Pequeño Diccionario Responsable de Palabras... jiji!! Porque en este sentido, mis padres -abuelos de la peque- , necesitan hacer una reflexión. Ellos son de una generación muy distinta, y no contaron para criarnos a nosotros con la información que tenemos hoy día. Por eso yo se lo puedo perdonar, ya que creían hacer lo mejor, pero no podría perdonarme a mí misma no hacer lo mejor para mi pequeña sabiendo todo lo que sé.

Estas son las primeras frases prohibidas... y posibles sustituciones constructivas o positivas:

1. Eres mala. No sirve de nada "etiquetar". Sólo puede valer para hacer creer a la peque que, de verdad, es mala. Y no es así. Si hace algo que no te gusta o que te daña, díselo así.

Situación: Le pido un beso y no me lo da. ¡Que niña más mala!
Positivo: Si no me das un beso, me voy a sentir triste.

En este ejemplo, vemos que con la frase positiva el peque aprende a empatizar, ya que le estás enseñando que su conducta está afectando al otro. Además está viéndote expresar tus emociones, y aprende a expresar sus emociones de manera natural.


2. No te quiero. Esta es una frase que he oído decir a alguna mamá/papá en el parque. Creo que nunca, en ninguna situación, hay que usarla.
Situación: Si sigues llorando no te quiero.
Positivo: Sé que estás enfadado. Ahora vamos a jugar en la bañera y luego hablamos sobre porqué te sientes así.
Nosotros somos los adultos y tenemos que intentar siempre tirar de nuestra paciencia o de nuestra inventiva para dar la vuelta a una situación tensa. Decirle a un niño "no te quiero" creo que puede causarle un hondo dolor aunque no lo muestre.

3. Te van a pegar si haces eso. Pienso que las amenazas no tienen ninguna utilidad, no enseñan nada. Busca otras vías para llamar su atención, para que deje de hacer algo... dale algo a cambio.
Situación: Si tiras el jarrón mamá te va a pegar.
Positivo: Si rompes el jarrón te puedes hacer daño y mamá se pondrá triste. Vamos a jugar en tu habitación a contar cuentos.

Con la frase positiva estamos educando, animándole a empatizar y enseñándole que sus actos tienen consecuencias.

4. Si te ha mordido, muérdele tú. Otra que escucho mucho. Los niños, muchos, son brutos... empujan, muerden, tiran del pelo a otros niños... Pero la solución no puede ser animar a  tu peque a que haga lo mismo.   

Situación: Si ese niño te muerde, muérdele tú a él.
Positivo: Morder o pegar no es bueno, porque haces daño. Si te muerde, dile que te hace daño y juega con él más tarde.


5. Porque yo lo digo. Yo todavía soy una mamá novata, pero espero no tener que usarla mucho.  Creo que es una frase que no se puede usar constantemente y para todo. Es mejor dar razones, por peregrinas que puedan ser. Incluso si el peque está con un berrinche de los gordos, no podemos ponernos a su altura con un "porque yo lo digo"... Es mejor abrazarlos, tratar de hacerles ver que comprendemos el motivo de su enfado, cambiar de aires...

Situación: Quiere cruzar la carretera y el semáforo está rojo para peatones. No cruzamos ahora porque yo lo digo.
Positivo: Podemos cruzar cuando nuestro semáforo, el de peatones, esté en color verde. Ahora es el turno de los coches. Ten paciencia... ¿cantamos mientras una canción? ¿jugamos a buscar un coche de color... azul?

La frase positiva le ayuda a comprender la realidad que le rodea. El mundo es complejo para un peque, y cosas que son obvias para nosotros puede que no lo sean para él o ella. Hay que armarse de paciencia y ser respetuoso. ¿Contestaríamos así a un adulto?.

6. Te lo comes todo y punto. ¿Porqué? ¿Es que tú comes siempre la misma cantidad? ¿Tienes siempre la misma hambre? No creo que hay que obsesionarse con la comida. No pasa nada si un día come menos (en una situación normal y siempre que no haya un problema de fondo, que tendremos que seguir las indicaciones de nuestro pediatra).

Situación: Le ponemos la comida y se deja la mitad sin probar.
Positivo: No pasa nada si no tienes más hambre. Si te apetece, luego te doy para merendar un vaso de leche con galletas.


7. No se llora. Llorar es bueno. Así que si necesita llorar debe saber que puede hacerlo. Y que tú le vas a escuchar. Es positivo saber expresar todos nuestros sentimientos.

Situación: Llora.
Positivo: Cuéntame cómo te sientes y que te ha pasado. Yo te ayudaré.

Esto son solo mis opiniones... pero yo todavía no tengo mucha experiencia. ¿Cuáles son tus valoraciones?

41 comentarios:

  1. Me gusta, me gusta y me gusta! Estoy de acuerdo con cada una de las formas de enfocarlo que has dicho. Lo único que se me escapa a veces cuando estoy extenuada y llevo todo el día dando explicaciones es lo de "lo haces porque yo lo digo y punto", jajajaja...No lo habré dicho más de tres veces, pero es que la fase del "¿Por qué?" es agotadora! ;)
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, pero ese es muy distinto!! yo me refiero más bien a una actitud constante, donde no se hace partícipes a los peques de lo que les rodea... Hablo mas bien de formas excluyentes de tratar a los niños, solamente porque son pequeños... Serán bajitos, pero necesitan respuestas y colaborar de vez en cuando para ir dando forma al mundo...

      :D

      Eliminar
  2. uff es complicado para mi este tema.

    Con torbellino no me funcionan algunas tcnicas tipo: lo abrazas..porque me pega patadas y me empuja y grita..grita mucho.

    He tenido que tirar al metodo: no se grita. cada vez que algo no le cuadra..mi hijo grita. Tengo que enseñarlo a que no se hace. La frustracion debe canalizarla y lo entiendo pero si le permito que su ira y frustracion la lance hacia mi o hacia cualquiera que itnenta consolarlo él no sabra que eso no está bien.

    Ahora estamos probando metodo super nany porque primero: nos irritamos menos, con lo que hay mas paciencia, que esto es basico para poder educarlo y segundo: los abrazos, besos y el intentar hablar ( con un niño de dos años) es imposible .

    no te digo que en un año o dos que tenga mas desarrollado el habla no pueda expresarse y mantengamos una conversacion de qué te pasa y explicarle mejor las cosas. De hecho, antes de emplear metodos de guerra, le explico, le animo a que se calme y como se pone peor... pues lo meto en su cuarto y le digo que cuando termine de gritar que me llame y yo voy.

    el no me ve pero estoy en el pasillo esperando que me llame con el alma en vilo pero de los mismo cojon*s se queda alli mirando. si me ve..me mira desafiante pero no atiende.

    Creo que cada una es un mundo y a mi hay cosas que me funcionan de las que has puesto y otras que no.

    es ir viendo probando y cada momento ver qué es lo mejor para él.

    Un beso.

    Por cierto, la de la falda blanca soy yo. La de rayas una amiga y mi hermana la del lazo blanco. La de negro del todo mi prima ajajaja no diste ni una! ajajajaj

    gracias por visitarme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, estoy de acuerdo en que cada niño es un mundo...mi peque también es de las rabietas y patadas... y tenemos que respirar hondo muchas veces y tratar de tener paciencia. Creo que es cierto, y que cuando sean mayores dispondremos de mas herramientas...

      Pero a lo que yo iba mas bien, es a tratar de mostrar unas normas genéricas para los abuelos... jiji... para ilustrarles acerca de cómo han cambiado algunas cuestiones pedagógicas... A ti no te pasa que ves cosas que dicen tíos o abuelos del peque un poco trasnochadas??? jijiji...

      Soy un desastre para acertar cosas de ese tipo... jejeje... pues ya te he puesto cara!! Jajaja

      Besotes

      Eliminar
  3. Ahora estamos probando metodo super nany porque primero: nos irritamos menos, con lo que hay mas paciencia, que esto es basico para poder educarlo y segundo: los abrazos, besos y el intentar hablar ( con un niño de dos años) es imposible
    aclaro que no digo que los besos no sirvan, sino que hablar etc.. el me pega para que me vaya. con lo que besos pocos. y si le hablo grita mas... espero se entienda mejor.

    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alba entendido completamente... la educación de un niño es un tema muy individual, y hay niños mas complicados que otros... Ya te digo que yo también tengo una dragona en casa... ji!!!

      Eliminar
  4. Tienes razçon, hay que educar en positivo, pero a veces...Es tan difícil!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto meriluct: es muy difícil... hay que cargarse de paciencia y respirar hondo muchas veces... pero hay que luchar por educar en positivo...

      Eliminar
  5. Antes que nada, me parece un cuadro chulísimo, tanto las notas como las frases "típicas" que se oyen. Yo comparto contigo que las expresiones negativas no las empleo, y cuando alguien de mi familia o ajeno le dice algo a una de mis hijas, soy como la madre tigre, salto y corrijo. A mis hijas las quiero educar en valores, pero hay tantas maneras de decir las cosas....
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jiji... gracias!! Tengo móvil nuevo y puedo hacer muchas cositas... je!

      Es cierto, hay muchas maneras de decir las cosas... a
      mi me daba pudor corregir comentarios de familiares, pero ya no... la peque con 15 meses entiende ya tooodo!! Asi que estoy atenta...

      Besotes!!

      Eliminar
  6. Me ha ENCANTADO! y aunque a veces sea difícil, creo que si todos interiorizáramos estas frases como filosofía de vida, la comunicación fluiría de manera mucho más armónica con los peques.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Pues que ilusión que te guste!!! Es verdad, aunque sea difícil el esfuerzo lo tenemos que hacer nosotros... a veces puede que nos parezca un esfuerzo unidireccional porque no veamos que los peques responden a nuestra pedagogía como esperamos, pero yo creo que va calando gotita a gotita...

      Un besote!!

      Eliminar
  7. me parece genial, además lo de apuntarlo seguro q viene bien, porq reforzara
    Muy bien tb eso de escribirlo
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Abril!!! Si, en plan mini cuartilla para la nevera... jeje...

      Besotes!!

      Eliminar
  8. ¡Me ha encantado esta entrada! Sí que es importante aumentar la autoestima, si no se puede acarrear un problema bastante grande.
    Un besote de Lamiradadeluci

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo creo... la autoestima, la confianza y seguridad en uno mismo, la independencia... podemos fomentar muchos valores positivos de la manera adecuada, valores que luego son para toda la vida...

      Besotes

      Eliminar
  9. No me gusta ninguna de las frases lapidarias de la columna de la izquierda, pero lo del "no te quiero" es demasiado duro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, son frases tremendas y aún así yo las he escuchado... algunas incluso a gente cercana y dichas sin maldad pero las han utilizado... Fíjate, la del 'no te quiero' la escuché en el parque: un peque tenía una rabieta enorme porque no quería marcharse y le gritaba a su madre 'no te quiero, eres mala'... la mami, mientras se lo llevaba a rastras, le decía 'pues yo tampoco te quiero a ti, que te crees...' Por poca paciencia que te quede, no creo que debas ponerte a la altura de un crío de 5 años y contestarle así... Creo que eso puede dejar cierta huella en el peque...

      Eliminar
    2. Completamente de acuerdo, esas cosas se quedan grabadas...¡¡Son niños!! Espero que no me pase nunca...

      Eliminar
  10. Es que hay algunas frases que tela... a mi tb mis abuelos me han dicho cosas así... pero tp recuerdo que me afectase...

    Pobre, yo a mi hermano de pequeño lo maltrataba mucho y le decía que no le quería, entonces cuando hacía pucheros le decía que es broma!! si que te quiero!!! y sonreía y luego otra vez no lo quería...y así xD! jajajaja! eramos pequeños..pooooobre!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jiji... entre hermanos lo veo mas normal... pero que un adulto lo emplee con un peque porque se le han acabado las estrategias, eso es otra cosa... je!!

      En mi caso, mis padres -abuelos de la peque- si que le dicen lo de 'que niña mas mala'... y a mi también me decían lo de 'te lo comes todo y punto'.... Mi nena es un terremoto, un trasto, curiosa en extremo y no para... pero estarle diciendo 'eres mala' no sirve para nada. Está vacío, no aporta ni ayuda a su educación...

      Besotes!!!!

      Eliminar
  11. Ha sido genial... como leerme la mente, jajaja!!!
    Esas frases son las que intento que los demás cambien para que no se las digan a mi hijo, porque yo no lo hago, pero es difícil que algunos comprendan estos matices.
    Me ha parecido maravilloso, lo has explicado perfecto!!! Estoy por imprimir la imagen y dársela, jajaja.

    Muchísimas gracias por compartirlo. Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jii... me alegro de que te haya gustado!!! Pues sí, coincidimos... Como decía Marta, es que hay muchas formas de decir las cosas, y en este caso los matices sí importan...

      Cuando leí tu entrada te lo comenté, estaba de acuerdo contigo y también estaba escribiendo sobre el tema... Es que la educación es fundamental, y los referentes de los peques somos su familia. Fundamentalmente mamá y papá, pero también abuelos, tíos, primos... la responsabilidad es de toda la tribu...jajaja!!!

      ☆♡☆

      Eliminar
  12. Odio esas frases. No entiendo cómo se lee puede decir a un niño en forma de amenaza que no le vas a querer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco puedo entenderlo. Puedo comprender que haya niños difíciles y situaciones de tensión en algunas familias, pero llegar a amenazar así no lo entiendo. Porque decir 'no te quiero' me parece tremendamente violento.

      Eliminar
  13. ME parece realmente interesante esta entrada, felicidades poir esa forma de educar.
    besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. joooo.... muchas gracias Ester!!!

      Un besote enorme
      ;D

      Eliminar
  14. Genial tu entrada. Estoy totalmente de acuerdo con todo... es muy importante cómo le hablamos a nuestros hijos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eva!! Si, muchas veces no nos damos cuenta de lo importante que puede llegar a ser...

      Besotes!!

      Eliminar
  15. Estoy de acuerdo con casi toas las frases positivas que propones, y desde luego de las negativas no vamos ni hablar, yo soy de las que corrijo constantemente a familiares o amigos y conocidos, jejeje, incluso a mi marido, el papá de la criatura, para que mi hija no se sienta responsable de forma injusta. Por desgracia nuestra generación y las anteriores a la nuestra, si que hemos vivido que nos digan esas frases negativas, y yo pienso que sí que nos han marcado a todos, cada uno en mayor o menor medida. Yo ahora que soy madre suelo acordarme mucho de mi infancia y aunque yo he sido una niña feliz, hay muchas cosas que no quiero que mi hija tenga que vivir, etiquetas injustas o sentencias demasiado duras.
    Me ha gustado mucho tu entrada ;))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que comentas Mónica: yo también he sido una niña feliz, pero creo que me han marcado algunas de esas frases que escuchaba de pequeña y que ellas son responsables de cierta inseguridad y de una mala comunicación interpersonal. A mi me cuesta expresar mis emociones, también regular mi impulsividad... Y creo que en mis manos está hacer que mi peque pueda aprender a desarrollar estrategias que favorezcan su crecimiento, un crecimiento sano.
      Un besote enorme!!!

      Eliminar
  16. Yo es que no me atrevo a opinar. Con esto de que no soy madre, no tengo ni idea de cómo lo haría yo, aunque las frases de la izquierda son bastante funestas... Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... funestas y trasnochadas... jajaja...

      Un besote!!!

      Eliminar
  17. Acabo de ver tu blog y me ha encantado.
    Desde hoy te sigo.
    Si te apetece, pásate por el mío y así lo conoces.
    Besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Pues me paso a conocerte...

      ^-^

      Eliminar
  18. Me he sentido identificada. Hay muchos momentos en los que nos toca re-educar a los abuelos u otras personas del entorno. Es genial cuando ves que quieren ayudarte y mejorar, pero es difícil valorar qué medidas tomar cuando parece que no te hacen caso o les afecta en lo personal.

    Me gusta hablar siempre en positivo y explicando las razones por las que hacemos las cosas. Creo que mis hijas se merecen ese respeto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es cierto lo que apuntas: que medidas tomar cuando ves que a esa persona le afecta a nivel personal la correción que le haces??? Es en estos casos cuando pienso que mi hija merece lo mejor y que yo no puedo adoptar una actitud pasiva ante una situación que la afecta... A veces me duele, otras veces me da verguenza... pero tengo que pensar que quien tiene todo el derecho a recibir la mejor educación posible es ella...

      Besos!

      Eliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (Se duplicó el comentario Mari, quito el bis)
      ☆♡☆

      Eliminar
  20. Me ha gustado mucho tu entrada :)) No sólo que expliques las alternativas sino también el porqué de ello. Tampoco es tan difícil aunque a veces se produzcan situaciones de tensión. Se supone que los estamos educando. Que luego no se extrañe nadie con el comportamiento de su hijo/a porque son un espejo. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Es verdad, son un espejo y lo imitan todo. En mi caso, mi peque es una terremoto: es muy curiosa, no tiene miedo... y hace cosas que no he visto hacer a mis sobrinas. Por ejemplo, las escaleras de casa de los abuelos les han dado miedo y no se acercaban (tienen mucha pendiente, son oscuras)... mi peque trata de tirarse gateando por ellas cada vez que estamos allí... y si no la dejas pilla un mega enfado!!! Pero, como bien dices, somos los adultos. A nosotros nos toca tener mas paciencia quizás que otras familias con peques mas tranquilos... o tener mas inventiva para calmar y distraer a la nena, pero no caer en amenazas, voces, o situaciones que solo pueden fomentar que la peque se sienta mas enfadada.

      Besotes!!!

      Eliminar

...hoy puede ser un gran día...