miércoles, 19 de junio de 2013

sobre trueques y cafés...

Esta historia empieza con Un deseo a la luna (aquí)
Y sigue con Los rincones secretos de la ciudad (aquí)


Fue Max quién le dijo: "Teo quiere conocerte... le he hablado mucho de tí... ¡Venga! Que sois igualitos, y os vais a llevar genial!! Que me apetece mucho que conozcas a mi mejor amigo..." . Luz accedió a intercambiar algún mail con Teo, pero nada más. No quería otra relación, no confiaba en nadie.







Fue así como comenzó un lento devenir de intercambios de correos, trueques de trozos de vida... Lo primero que recibió Luz de Teo fue una serie de cuentos cortos que él había escrito. Y ella fue absolutamente sincera. Estaba harta de mentiras (le recordaban a su ex y todas sus excusas).

Empezaron a conocerse a través de las palabras... Luz se levantaba feliz, esperando tener algún mensaje de Teo, y se dormía después de desearle buenas noches. Poco a poco, este ritual pasó a ser una rutina necesaria en su vida. Hablaban de todo y de nada... ella le explicó sus miedos, le mostró sus heridas... él la escuchaba paciente, la acompañaba, la entendía. Compartían muchas aficiones, pero compartían sobre todo una forma alegre y apasionada de ver la vida. Pronto se hizo evidente que iban a acabar por encontrarse, ya que frecuentaban hasta los mismos cafés. Por que no quedar? Por qué seguir retrasando ese momento? Ya no quedaron justificaciones a las que acudir.

Era una noche de luna llena cuajada de asombro. Las noches, y en especial las de luna llena, son las mas peligrosas, porque hacen temblar el alma. Las emociones se llenan de esperanza, el corazón toma las riendas y los sueños mas osados escapan libres... Sonó su teléfono. Ella supo que era Teo. Y tembló. 

"Hola... " 
"Hola... "

Y él tenía una voz dulce que la emocionó. No esperaba que tuviera una voz tan bonita.

"... mmm... dónde estás? Te apetece que nos veamos esta noche?"

Afortunadamente, pensó Luz, estoy a 300 kilómetros de distancia...

"...jiji... no va a poder ser Teo. No estoy en Madrid. Llego mañana."

" Entonces quedamos mañana? Te tomas un café conmigo? ... es que necesito hablarte... Tu no lo sabes aún, pero eres la mujer de mi vida y voy a luchar por ti. Te quiero."

Algo en el interior de Luz vibró como una piedra lanzada contra las aguas de un estanque tranquilo...

"Pero... estás loco. Como me dices que me quieres? Si no me conoces... y yo a ti tampoco.  Si, será mejor que nos veamos mañana para solucionarlo. Lo siento Teo, pero estas equivocado. No quiero hacerte daño, pero no me conoces... no te puedes enamorar de mi."

"Estoy enamorado de tí desde el primer día... desde tu primera palabra. Se que eres la mujer de mi vida. Pero quedamos mañana y hablamos... vale? Si no te gusto, si no quieres verme, si no tengo ninguna posibilidad me lo dices... "

Luz llegó pronto al café. Quería estar preparada... quería ser la primera en verle. Iba dispuesta a dejarle las cosas claras: él se equivocaba. Podían ser amigos, pero nada mas. El antiguo café, en plena plaza de Lavapies, era uno de los lugares preferidos de Luz. De estilo art noveau, a esas horas de la tarde estaba hasta arriba de gente. No quedaba una sola mesa libre. Cada vez que la puerta se abría, Luz se volvia impaciente por si era él... Pero los desconocidos miraban y encontraban su sitio en otras mesas que no eran la suya... Volvió la mirada a su libro, y no supo que pensar del hecho de que llegara tarde. A ella le gustaba la puntualidad... sonrió al pensar que no tenían tantas cosas en común. Y se abrió de nuevo la puerta. Era él. Sonreía. Luz se levantó automáticamente, y le hizo un saludo nervioso. Se acercó a ella, dejó sobre la mesa la bolsa de la Fnac que llevaba... "Puedo darte un abrazo?" preguntó. Y ella, riendo, se dejó abrazar. Y se sintió feliz como hacía mucho tiempo que no se sentía. Su ropa olía a suavizante, a limpio... sus brazos eran firmes, seguros... pero la abrazaban con delicadeza, con suave ternura.... Parecía el encuentro de dos amigos que llevan años sin verse.

"Disculpen... están llamando la atención. Podrían sentarse?"  Ambos volvieron la mirada hacia la camarera sin creer lo que escuchaban... y empezaron a reirse al unísono... 

"Nos vamos?..." propuso él. "Si",  contestó Luz.

Mientras salían por la puerta, con los ojos brillando por la risa y la emoción, se empezaron a oir los aplausos de todo el café, que vitoreaban la escena mientras la camarera bajaba la vista.


Había pasado poco mas de un año de aquella escena en el café. Luz le miró a los ojos mientras decía 'Sí, quiero.' y le ponía una alianza en el dedo. Su boda estaba siendo distinta y original, pero en el enlace civil quiso realizar aquel gesto simbólico tan cargado de significado e historia. El sonreía, mientras le susurraba 'Te dije que eras la mujer de mi vida...'


36 comentarios:

  1. Que guay...
    Me ha encantado

    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pérfida Canalla, me encanta tu nick!!!! Jijiji...

      Muchos besos!

      Eliminar
  2. Oohhh qué bonitooo!!
    Un beso emocionao!

    ResponderEliminar
  3. OOhh ohhh que es esto!!! me lo tengo que leer con calmaaaaaaa, en cuanto llegue a casa me pongo!

    Moagssf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji... pues es un culebrón!!! Quién avisa...

      Besotes enormes!!!

      Eliminar
  4. QUé historia tan bonita!!! Me ha enganchado desde la primera palabra y no he podido parar de leer. Y qué final tan feliz (L)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jiji... me alegro de que te haya gustado!!!

      Besitos!

      Eliminar
  5. Que Bonito!!!
    Y que romántico!!!
    Y que de todo!!!
    Besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jiji... si. Detrás de cada persona siempre hay grandes historias... de amor, de lucha, de superación... la vida real es mucho mejor que la ficción...

      ;)

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Muchas gracias!! Es un poco novelero, pero es nuestra historia... una mezcla de Tienes un e-mail y Cirano de Bergerac... jejeje...

      Eliminar
  7. ehhhhhhhhh, ya s'ha acabao la historia ???? nooooooooooo, más, más, más !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji... queda una última parte, dedicada a mis baby hunters...

      Besitos!

      Eliminar
  8. Qué romanticón todo... Me voy a poner ñoña y yo no soy así. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... yo tampoco soy romanticona, y contado así, brevemente, parece mas novelero... jajaja...

      Besos!

      Eliminar
  9. Cuánto amor!! Éstas son las historias que a mí me gustan :)
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jiji... si, mucho amor... no me puedo quejar!

      Besitos!

      Eliminar
  10. Justo hace unos días pensaba si ya no nos volverías a contar más de esta historia... Veo que tiene final feliz.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La peque me tiene tan atareada últimamente, que no tengo tiempo de nada... jiji... He tenido que abreviar porque si no podría haberse hecho eterno... jajaja!!

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Siii... me faltó el '... y fueron felices y comieron perdices.'

      Jojojo!

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Gracias Marialu! Primero tocó vivir lo feo... luego llegó lo mejor y lo mas bonito... je!

      Eliminar
  13. Esto no será una historia real, no??? Qué preciosidad de relato!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es la historia real y muy resumida, directamente puesta palabra tras palabra en 10 minutos que me deja la peque... no se como tengo valor. Me da mucha verguenza, porque escribo siempre sobre la marcha... la vida no me da para mas, pero me apetece ir dejando cosas por aquí para cuando Akane quiera leerlas...

      Tu si que escribes preciosidades!!

      Besos

      Eliminar
  14. Respuestas
    1. Jijiji... gracias!!! A veces la realidad supera a la ficción!!

      Besos!

      Eliminar
  15. Qué chuloooo! Y encima es la historia real, moooola! Me encanta!
    Que gili la camarera borde, jajajaja!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... gracias!!! La camarera fue muy borde: solo llevábamos abrazándonos 5 minutos... no estábamos alterando el orden público... ji!

      Besotes!

      Eliminar
  16. Que bonita la historia, me ha encantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji... gracias!! Muy romanticona para mi gusto pero así fue...

      Besos!

      Eliminar
  17. Q maravilla! Se me ha saltado una lagrimilla y eso que no soy nada romántica! No sólo es precioso sino que está hermosamente contado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji... eres un solete!!! Jo... pa mi es un poco novelón, y yo no soy de melodramas...jajaja... y escrito a la carrera porque la vida no me da para mas... en otra vida o si me toca la lotería, prometo tomarme mi tiempo y dejarlo mejor! Juas!

      Besotes!

      Eliminar
  18. Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Vaya panzada a leer te has dado... jiji!!

      Besotes Luci!

      Eliminar

...hoy puede ser un gran día...