sábado, 5 de septiembre de 2015

diáspora estival

Todavía estoy reponiéndome de la vuelta a la normalidad. Hemos estado en León (15 días por temas laborales de mi chico), en Asturias (dos días viendo a la familia) y en Peñíscola disfrutando de la playa. No hemos parado y ha sido un verano muy activo pero también ha habido momentos para el disfrute y el relax. Y ya estamos listas para incorporarnos de nuevo a la cotidianidad.

Hemos descubierto que a la peque le encanta comer en los restaurantes y le dan miedo las olas. Supongo que como a la mayoría de peques.




Le gusta disfrutar de momentos de reflexión, de pensar en sus cosas. Y ha comprobado que es hacer amigas de verano. Le encanta conocer peques de su edad y se acerca sin ningún pudor a ellos. Es extrovertida y divertida, aunque asusta a algunos niños mas tímidos, que se sienten algo abrumados ante el torbellino feliz que es Akane. 

En el poco tiempo que tuvimos de playa, conoció a Carmela. En cuanto la vió se convirtió en su mejor amiga. Gracias a ella aprendió un nuevo juego que la entusiasma: el escondite inglés. Intercambiaron abrazos, arena, besos, peluches y mucho amor. Además (coincidencias de la vida) descubrimos que vivimos cerca y sus padres son un encanto. Seguro que pronto planeamos alguna salida en Madrid para que las peques se reencuentren. 


Peñíscola. Dibujosdenube.

Ahora nos queda la vuelta al cole. Hemos tenido mucha suerte con la profesora que nos ha tocado: le apasiona trabajar con niños y su prioridad es la felicidad y el respeto a la individualidad de cada peque. Plantea un proyecto pedagógico donde el máximo protagonista es el niño: son ellos los que van a ir marcando los "rincones" y "proyectos" que se lleven a cabo durante el curso, de acuerdo a sus gustos. Veremos como va la incorporación, ya que llevamos prácticamente un mes y medio sin separarnos ni un segundo. 

De todas formas, que ganas tenía de volver a la sencillez de la rutina. Que ganas de dejar atrás a los mosquitos tigre (me han acribillado y me dan reacción alérgica), al calor agobiante de las noches, al pringue de la playa (se me da fatal su logística. Siempre acabamos con las toallas hechas un churro y llenitas de arena. Parece que volvemos de un patatal) y a las negociaciones interminables con la peque (tiene un perfil comercial tremendo). 

Así que aquí estamos de vuelta. Deseando volver a leeros a todas con el café de la mañana o en el metro, antes de llegar a la oficina. Aunque este otoño se me plantea otro reto: nos mudamos de piso. ¡Uf! Prefiero ni pensarlo. Porque para mi una mudanza es el segundo mal universal después de los mosquitos tigre. 

16 comentarios:

  1. Bastantes mudanzas sufridas han dejado en mí una repulsión total a ellas, jeje. Espero que el mal sea leve.
    Bienvenida a la rutina.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf! Yo también llevo unas cuantas mudanzas y estoy de acuerdo: son lo peor. Juas!

      Un besote enorme Maribel!

      Eliminar
  2. Bienvenida de vuelta!!! Ayyyy, madre, una mudanza... Me da alergia de pensarlo pero lo bueno es que al final, pasan, como las picaduras de mosquito. Jajajaja.

    Veo que no soy la única que ha dedicado las vacaciones a hacer de Willie Fog por toda la península. Jajaja.

    Un besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un buen punto de vista, hay que pensar que las mudanzas pasan y pronto será solo un recuerdo estresante.

      Nosotros también nos hemos metido una buena tanda de kilómetros en solo un mes este verano. Pero nos lo hemos tomado con mucha filosofía, así que no ha ido nada mal.

      Besotes!

      Eliminar
  3. León! ya quiero volver xD

    mosquitos tigres malignos, yo este año me he escapado pero BRRRRRR, ánimo con la mudanza, otro BRRRRR con esa palabra horrenda xD

    la peque está preciosa con ese corte a lo amelie, aunque cada vez tiene menos círculos en el pelo! buuu!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que suerte! ¿Como escapaste? Necesito la receta que a mi me encuentran aunque vaya tapada al máximo.

      Si, solo le aparecen tirabuzones cuando le crece mas. Yo también digo buuuuuu!

      Un abrazo!

      Eliminar
  4. bienvenidos de vuelta. El otro día me acordé de vosotros. Con ganas de veros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anabel nosotros también estamos con muchas ganas de veros... ¡¡hay que quedar ya!!

      Un besote muy especial!

      Eliminar
  5. Uf, mudanza! Ánimo que siempre son duras, jeje.

    Me alegro de que hayáis disfrutado mucho del verano. Yo creo que es genial precisamente porque sabemos que después volvemos a la rutina, no me puedo imaginar toda mi vida de "verano"!!

    Qué alegría ver felices a nuestros peques y saber que son tan sociables, verdad?

    Por aquí me quedo para leer vuestras aventuras, por supuesto. Feliz vuelta a casa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias María! Si, tienes razón. Yo tampoco me imagino toda la vida de "veraneo" y se me hace larguísimo un mes y medio sin rutinas.

      Desde luego, lo de ver a los peques disfrutando y jugando sin prisas y sin limites es toda una gozada. Con ellos cerca todo es mágico.

      Un besote enorme María!

      Eliminar
  6. Mucho ánimo con la mudanza!! A mi me encanta, aunque la última fue más pesada de lo que recordaba, jiji. Feliz comienzo de curso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta!! Yo llevo unas pocas y me parecen lo peor... ji! Pero habrá que ponerle ganas!! Ju!

      Besotes!

      Eliminar
  7. preciosasssssssssssssssssssssss !! que foto más bonita!
    Jeje, David es igual que Akane, un relaciones públicas nato, a veces tb he sentido la sensación de que puede abrumar a otros niños más tímidos, porque él se lanza dónde haya uno.
    Nosotros tb hemos disfrutado mucho el verano en família, me encanta ver como los peques van creciendo y descubriendo mundo, y ayudándonos a nosotros a hacerlo nuevamente.
    Feliz regreso, a pesar de la mudanza!!
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Jis! Estos peques son tremendos... yo me río muchísimo con sus ocurrencias veraniegas. Se lo ha pasado genial, y eso es lo fundamental. Que los peques disfruten y nosotros con ellos, claro que sí.

      Un abrazo muy especial.

      Eliminar
  8. ¡Qué verano tan chulo!

    No te preocupes mucho por la mudanza, que en cuanto lleves un par de srmanas en la nueva casa, te harás a los nuevos espacios y rutinas y a disfrutar.

    Un abrazo y sigue disfrutando de la vida a tope.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

...hoy puede ser un gran día...