jueves, 21 de enero de 2016

Museo de Ciencias Naturales con niños

Actividad: Visita al Museo de Ciencias Naturales en Madrid.
Edad: 4 años
Que ver: Exposiciones de animales, minerales y fósiles. Además exposiciones temporales variadas.
Precio: Entrada General 7 euros. Reducida 3,5 euros.

La visita al Museo de Ciencias Naturales creo que es totalmente recomendable para hacer con niños. Los peques se quedan impresionados con los tigres, elefantes, cocodrilos o esqueletos de dinosaurios que se exponen. Yo hacía por lo menos 30 años que no pisaba este museo, y la peque me ha dado una oportunidad única para re encontrarme con el. Seguro que volvemos pronto.

Imagen del Museo Ciencias Naturales

El museo esta dividido en varias salas y en cada una de ellas puedes encontrar una temática diferente.

La sala principal, dedicada a "Biodiversidad", te acerca a los distintos biomas del planeta. Es la primera que encuentras nada mas acceder. En ella la peque pudo ver desde el enorme elefante hasta cebras, cocodrilos, musarañas, topos, leopardo de las nieves, tigres, mariposas, antílopes, urogallos y un montón mas de animales. Se quedó muy sorprendida con el tamaño tan distinto que tienen (aunque sufrió un poco porque quería tocarlos a todos) pero pese al número tan grande de animales, no se le hizo pesado en ningún momento, sino que iba corriendo de una vitrina a otra preguntándonos.




Sala "Mediterráneo, naturaleza y civilización" es un espacio para descubrir todos los animales (y sus habitats) típicos del área mediterránea española por lo que nos acerca a animales que tenemos muy cerca. Se divide en dos aspectos, la fauna terrestre y marina. En la marina, la peque se quedo alucinada con un calamar gigante (7 metros) y con las almejas gigantes y las estrellas marinas. Pero también vimos lobos, águilas, zorros, osos...

Sala "Fauna de la Sierra de Guadarrama" es un acercamiento a los animales de la sierra, con un recorrido por sus principales ecosistemas. Aquí pudimos ver tejones, al jabalí, águilas reales, buitres, liebres, mariposas, insectos... y un toro.

Imagen del Museo Ciencias Naturales


Real Gabinete de Historia Natural. Es como un paseo por los inicios de la colección, allá por 1771, cuando el museo aún no era tal, sino solo una pequeña muestra para el estudio de la naturaleza que fomentó Carlos III. Creo que es totalmente prescindible si vas con peques. Hay cabezas de diversos animales disecadas, serpientes y pieles de cocodrilos colgadas de las paredes. Tiene su "encanto" desde un punto de vista romántico, que nos acerca cómo se vivía el estudio de la naturaleza en el siglo XVIII aunque no tiene mucho de pedagógico.


Exposición Temporal "Arte y Naturaleza en la Prehistoria. Colección de Calcos". Tuvimos la suerte de encontrar una exposición muy interesante que muestra una colección de calcos de los dibujos rupestres de nuestra geografía y que se conservaban en el archivo del museo. Son los dibujos que se realizaron desde 1912, calcos únicos que muestran dibujos conservados en diversas cuevas que no resistieron el paso del tiempo. Acompaña a los calcos un vídeo explicativo de varios minutos. Todo ello en un ambiente de cueva, tranquilo y acogedor que te permite relajarte y buscar entre los dibujos animales conocidos.


TODO esto se encuentra EN EL EDIFICIO PRINCIPAL pero para visitar los famosos esqueletos de dinosaurios, hay que guardar la entrada, salir y acceder a un edificio anexo, a pocos metros. 

Exposición "Minerales, Fósiles y Evolución Humana". Junto con la sala de Biodiversidad es la estrella. Mi peque se quedó impresionada en cuanto vio los huesos de los dinosaurios y mientras saltaba nos gritaba asombrada "Este es el papá de Arlo" señalando a uno de los esqueletos. 




También encontramos una muestra de réplicas de homínidos, desde Astrolopithecus hasta el Neardental, creo recordar. Para terminar, fósiles bellísimos y minerales impresionantes.





Aunque la peque se quedó muy sorprendida y conoció muchos animales nuevos, yo tengo que confesar que tengo sentimientos encontrados... y es que preferiría poder disfrutar de algunos de estos animales en directo ya que verlos en formol o disecados me impresiona (para mal). Pero lo cierto es que la peque tiene muchas ganas de volver y se lo pasó realmente bien (y no fue la única, estábamos rodeados de niños corriendo de un animal a otro con sonrisas gigantes). Volveremos seguro.

(Nota: no te pierdas sus talleres y actividades programadas. Cuentacuentos, talleres de acercamiento a animales, dramatizaciones,  etc).

12 comentarios:

  1. Ni me acuerdo de los años que hará que no lo piso. Ya no es ni como lo recuerdo. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me pasó a mi, que lo recordaba distinto, menos moderno... je! Más de 30 años sin pisarlo. Era una niña cuando vi ese elefante!!

      Besotes!

      Eliminar
  2. Por aquí no hay de esto así que difícil para ir... Pero me muero de ganas de que sea un poquito más grande y podamos ir al zoo a que descubra los animales en directo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nuestra peque le encantó el zoo. La diferencia con el museo es que hay muchísimos animales que no puedes ver en otro sitio (musarañas, murciélagos, topos, garzas reales, mariposas fluorescentes...) y claro, los dinosaurios. Puede ser una opción para pasar un rato con el peque cuando hagáis una escapadita a Madrid... ji!!

      Besotes María!

      Eliminar
  3. ¡Oh, me encantaría hacer una visita a este museo! me encantan estas cosas ^^ Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguro que te iba a gustar. Es chulo, la verdad, y las caras de los más pequeños son espectaculares.

      Besotes!

      Eliminar
  4. Nosotros no hemos ido a este museo en Madrid, pero fuimos al ROM en Toronto y vimos las exposiciones equivalentes a las que describes, además de algunas de historia. A nuestras hijas les interesaron varias exposiciones, pero allí también tenían una demostración con animales vivos (principalmente rapaces) y muchas actividades lúdicas para los niños en las distintas salas.

    Está claro que es más interesante ver los animales vivos, pero verlos en un zoo tampoco es tan alentador, porque no vemos al animal en su entorno natural. Al final, tenemos que llegar a un compromiso, supongo. Los documentales nos han gustado bastante hasta el momento. ¿Has probado a poner alguno a la peque?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, lo ideal sería verlos en su entorno natural pero esto no es factible, al menos para nosotros hoy día. Mientras tanto, es una manera de que los peques conozcan la naturaleza y de alimentar su amor por ella. A la peque le gustan los documentales de animales, pero es que Akane es muy inquieta. Se levanta dos mil veces y no para. Pero poco a poco. Je!

      Un abrazo enorme Marisunflowers!

      Eliminar
  5. Que museo tan completo, jeje, hay de todo, hasta dinosaurios. Si es una pena no poderlos ver en directo en su entorno, pero es algo poco factible para la mayoría, así que no queda otra que el zoo y los documentales. No te preocupes porque se levante dos mil veces, jajaja, es pequeña aún, pero si algo le llama la atención aunque sea unos minutos, seguro que mas tarde lo recuerda y algo mas que habrá aprendido :D .
    Besote!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je! Si, hay muchas especies animales y es uno de los museos naturales más antiguos. Creo que merece la pena la visita, los peques se lo pasan genial. Así que volveremos... y como dices, seguro que hay cosas que recordará más adelante.

      Un abrazo!

      Eliminar
  6. no conozco el de Madrid, cosa rara porque suelo visitarlos todos! (algunos dan penita, sí)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues está lleno de niños alucinados... jajaja!

      Besotes!

      Eliminar

...hoy puede ser un gran día...