lunes, 3 de abril de 2017

Hablando de la muerte

Mi abuela Lali nació en un pueblo de frontera, entre Badajoz y Huelva. Tenía ojos extremeños, dulces y fuertes, y una sonrisa franca y abierta, que siempre atribuí a su parte andaluza.