Bienestar emocional

En casa intentamos evitar situaciones, frases o palabras que puedan llevar a la peque hacia estados de ansiedad, miedos o frustraciones. Muchas frases dichas sin maldad, tienen connotaciones que no nos gustan, porque no son instructivas y realmente se quedan en exigencias tempranas con las que no estamos de acuerdo. 


Fuente



Creo que es fácil dañar la autoestima, escuchando ciertos comentarios lanzados sin reflexión por la gente que te quiere. Para el bienestar emocional de mi peque, es importante que sienta de sus padres y familiares más directos el apoyo incondicional, el respeto, la tolerancia y el diálogo como herramientas clave para lograr la felicidad. 

En este sentido, mis padres -abuelos de la peque- , necesitan hacer una reflexión. Ellos son de una generación muy distinta, y no contaron para criarnos a nosotros con la información que tenemos hoy día. Por eso yo se lo puedo perdonar, ya que creían hacer lo mejor, pero no podría perdonarme a mí misma no hacer lo mejor para mi pequeña sabiendo todo lo que sé.

Estas son las primeras frases prohibidas y posibles sustituciones constructivas o positivas:

1. Eres mala. No sirve de nada "etiquetar" así. Sólo puede valer para hacer creer a la peque que, de verdad, es mala. Y no es así. Si hace algo que no te gusta o que te daña, díselo así. Expresa tus emociones desde la sinceridad, sin miedo.


2. No te quiero. Esta es una frase que he oído decir a alguna mamá/papá en el parque. Creo que nunca, en ninguna situación, hay que usarla.

Situación: Si sigues llorando no te quiero.
Positivo: Sé que estás enfadado. Ahora vamos a jugar en la bañera y luego hablamos sobre porqué te sientes así.

Nosotros somos los adultos y tenemos que intentar siempre tirar de nuestra paciencia o de nuestra inventiva para dar la vuelta a una situación tensa. Decirle a un niño "no te quiero" creo que puede causarle un hondo dolor aunque no lo muestre.

3. Te van a pegar si haces eso. Pienso que las amenazas no tienen ninguna utilidad, no enseñan nada. Busca otras vías para llamar su atención, para que deje de hacer algo, dale algo a cambio.

Situación: Si tiras el jarrón mamá te va a pegar.
Positivo: Si rompes el jarrón te puedes hacer daño y mamá se pondrá triste. Vamos a jugar en tu habitación a contar cuentos.

Con la frase positiva estamos educando, animándole a empatizar y enseñándole que sus actos tienen consecuencias.

4. Si te ha mordido, muérdele tú. Otra que escucho mucho. Los niños, muchos, son brutos. Empujan, muerden, tiran del pelo a otros niños. Pero la solución no puede ser animar a  tu peque a que haga lo mismo.   

Situación: Si ese niño te muerde, muérdele tú a él.
Positivo: Morder o pegar no es bueno, porque haces daño. Si te muerde, dile que te hace daño.


5. Porque yo lo digo. Yo todavía soy una mamá novata, pero espero no tener que usarla mucho.  Creo que es una frase que no se puede usar constantemente y para todo. Es mejor dar razones, por peregrinas que puedan ser. Incluso si el peque está con un berrinche de los gordos, no podemos ponernos a su altura con un "porque yo lo digo"... Es mejor abrazarlos, tratar de hacerles ver que comprendemos el motivo de su enfado, cambiar de aires.

Situación: Quiere cruzar la carretera y el semáforo está rojo para peatones. No cruzamos ahora porque yo lo digo.

Positivo: Podemos cruzar cuando nuestro semáforo, el de peatones, esté en color verde. Ahora es el turno de los coches. Ten paciencia... ¿cantamos mientras una canción? ¿jugamos a buscar un coche de color... azul?

La frase positiva le ayuda a comprender la realidad que le rodea. El mundo es complejo para un peque, y cosas que son obvias para nosotros puede que no lo sean para él o ella. Hay que armarse de paciencia y ser respetuoso. ¿Contestaríamos así a un adulto?.

6. Te lo comes todo y punto. ¿Porqué? ¿Es que tú comes siempre la misma cantidad? ¿Tienes siempre la misma hambre? No creo que hay que obsesionarse con la comida. No pasa nada si un día come menos (en una situación normal y siempre que no haya un problema de fondo, que tendremos que seguir las indicaciones de nuestro pediatra).

Situación: Le ponemos la comida y se deja la mitad sin probar.

Positivo: No pasa nada si no tienes más hambre. Si te apetece, luego te doy para merendar un plátano.


7. No se llora. Llorar es bueno, llorar es de valientes. Así que si necesita llorar debe saber que puede hacerlo. Y que tú le vas a escuchar. Es positivo saber expresar todos nuestros sentimientos.

Situación: Llora.

Positivo: Cuéntame cómo te sientes y que te ha pasado. Yo te ayudaré. Es normal llorar.

 ¿Cuáles son tus valoraciones?

Entradas populares