Lengua de trapo 3 años

La peque, desde que cumplió los tres años, se nos ha vuelto todavía mas niña si cabe. Hace tiempo que no es el bebé que nos necesitaba a todas horas, pero además desde hace unos meses ha empezado a sumergirse en una nueva fase (con la que nos divertimos un montón).

©dibujosdenube


Ahora disfruta muchísimo con los juegos simbólicos: su nueva afición es ir de "Pisnic" con sus amigos (Mickey, Ranita y Michael). Les pone de merendar, les sirve café y tiene monólogos como estos:

"Ay, no, Mickey. No me quedan plátanos en la nevera... y la tienda está serrada. Vas a tener que merendar madalenas con pachús."


Eso sí, cuando juega a "Dotora" o a "Tiendas" necesita que alguien le acompañe. Hasta que no llega papi a casa (normalmente tarde) me toca fingir que tengo "un dolor grandisísimo en el costado" (cosa que no me cuesta en absoluto) o que sufro porque tengo "Teinta y Cuarenta de fieble y te tienes que tomar una medicina asquelosa" o te salta "Tengo un biasnóstico mami. Tienes Tikismikis".




Tu lengua de trapo nos sigue haciendo reir y como ya eres toda una mayor, improvisas como nunca.

"Mami tengo el pelo rubiado y circular.
Tu lo tienes rubiado, despeinado y cuadrado"

Despeinado, casi siempre. Y no se quien te ha convencido de lo de rubia, pero eres morenaza como todos en casa. Y cada vez que te insistimos en que eres morena, amenazas con crisis de lágrimas porque tu quieres ser "rubiada y circular o recortada". 




Las hormigas han empezado a asustarte, pero no es lo único. También los mosquitos...

"Ayyyyy... un bicho curioso se ha puesto en mi braso. 
Que se vaya a su cole de bichos... ayyyyy"




También disfrutas mucho inventando palabras. Aunque te queda todo un pelín rococó...

"Mi selpiente se llama Arcoiris del Mundo Entero"

"Mami te quiero hasta la Luna de Colores del Cielo Entero de Mickey"

"Bolardo, ¿te portas bien? Yo me porto mal y no me gusta el cole. 
Tu cole de bolardos ¿dónde está? ¿Le puedes dar un abrazo a la 
señal cilcular?"



Y te encanta inventar cuentos con protagonistas de nombres vikingos imposibles de recordar...

"Érase una vez unos  perros que se llamaban Binko, Manguak y Tinguok.
Y les gustaban mucho los huesitos pequeños."



Como ya conoces bastantes palabras en inglés te gusta ir mezclando idiomas, lo que nos trae de cabeza. Si hay veces que es difícil seguirte en español -por lo vertiginoso de tu capacidad lingüística- si ya incorporas tu inglés inventado, nos perdemos seguro...

"Mami estoy sad. He peldido mi caballito purple. Y no encuentro 
mi calamaus para hacer magia y convertirlo en rana"



Y así sucede, que seguimos sin saber que es el dichoso Calamaus. Pero nos sirve para hacer porra familiar.

Van pasando los días, entre el agotamiento y la risa. Viendo, sintiendo como pasa la vida reflejada en tus ojos. Muy rápido.

Entradas populares