Actividades: 4 años. Junio.

El mes de junio ha sido muy tranquilo en cuanto a salidas. Sobre todo hemos piscineado que el calor nos ha pillado poco preparadas mentalmente y darse un chapuzón alivia los calores madrileños. Cine, ya que estuvimos en el estreno de Buscando a Dory, campo y piscina han llenado nuestros días de bochorno.

A la peque le gustó. Pero a mi no me emocionó tanto como su primera parte. Aunque empiezo a pensar que ir al cine con la peque me hace perder cierto sentimiento de descubrimiento de la peli, ya que es inevitable que esté pendiente de Akane, que parece que tiene pulgas en el cuerpo y no para un minuto. Así que todas las pelis que he visto desde que nació con ella (tampoco son tantas) me han resultado reguleras, pero va a ser por tener que estar con un ojo en la pantalla y el otro en la niña. 

 

Y hemos campeado. Y Akane se lo pasa genial: como a cualquier peque le encanta descubrir hormigas -y echarlas agua encima a ver que pasa-, descubrir abejas en encinas centenarias buscando mielatos (secreciones de los árboles que las abejas saben transforman en miel), descubrir la huerta y como crecen vegetales que luego cenará, encontrar ramas que parecen varitas mágicas, jugar con barro... La naturaleza brinda oportunidades estupendas para estar entretenida todo el día.

Y no podía faltar la piscina. Como la peque es bastante intrépida, se lanza sin pensarlo a bomba desde lo mas alto que puede. O  bucea hasta que me empiezan a palpitar las sienes del susto. Pero es lo que tiene el verano.


Y así vamos, deslizándonos lentamente y con muchas ganas hacia las vacaciones largas (que ganas de huir de la ciudad) que empezaremos a mediados de agosto. 
Disfrutando de los días.

Entradas populares