motricidad gruesa infantil: juegos para su estimulación a partir de 18 meses.

Juegos de motricidad gruesa.

La motricidad gruesa es el área encargada de los movimientos de los grandes y pequeños músculos del cuerpo y su coordinación, de fortalecer las habilidades para desplazarse de manera correcta, saltar, alcanzar objetos, manejar piernas y brazos sin perder el equilibrio... ¿puedes saber si tu peque se encuentra dentro de los parámetros habituales?


©dibujosdenube


Hay registros del desarrollo de maduración muy completos, que si bien nosotros no seguimos a rajatabla, sí que nos dan ideas para saber y controlar en que aspectos Akane está todavía avanzando o en desarrollo, y en cuales va avanzada. Para nosotros es básico llevar cierto control del desarrollo de la peque, porque su enfermedad o incluso las medicinas que lleva tomando casi desde que nació pueden modificar su conducta y el correcto avance en ciertas áreas. 

Como os comenté aquí, en el área psicomotriz la peque va un poco por debajo de lo considerado “habitual” en la mayoría de los niños. Es cierto que cada uno es un mundo y cada peque avanza de maneras muy distintas pero sí que hay cierto patrón que puede llevar a establecer parámetros. Es por esos parámetros básicos que Akane no cumple en su gran mayoría que su pediatra nos ha derivado a un centro de atención temprana donde todavía tienen que evaluar a la peque para ver si empiezan a tratarla.


ALGUNAS CLAVES

En el área psicomotriz, como nos cuenta Carolina Frías en su Guía para estimular el desarrollo infantil (aquí ya hablamos de ella) es importante que un peque con una edad de entre 1.6 a 2 años realice ciertas actividades entre las que se encuentran:
  1. Saltar con ambos pies en el mismo lugar. No puede hacerlo.
  2. Sentarse y levantarse por sí solos en sillas bajas. No puede hacerlo.
  3. Trepar sin ayuda en sillas alta. Lo hace con dificultad.
  4. Caminar solo, casi corriendo. Camina de manera muy torpe y suele perder el equilibrio.
  5. Subir y bajar escaleras agarrado de una mano. Lo hace con dificultad.
  6. Empuja una pelota con el pie. Suele perder el equilibrio.
  7. Se pone de cuclillas y vuelve a ponerse en pie. No puede hacerlo.
  8. Abre y cierra recipientes simples como una caja. Si.
  9. Muestra partes del cuerpo (mano, pie…). Si.
  10. Coloca aros en una torre. Si.
  11. Sabe usar un caballito para mecerse. Si.
  12. Construye torres de tres a cuatro cubos. Si.
  13. Arrastra un juguete en el suelo. Si.

En las cosas que no precisan que esté levantada o movimiento y que puede hacer sentada (como las construcciones) Akane no tiene ningún problema, pero tiene un equilibrio muy inestable, lo que la está dificultando en áreas emocionales. Es decir, como sabe que fácilmente puede caerse, en la escuela infantil procura alejarse de los compañeros y tener poco contacto con ellos, porque se acercan a ella corriendo, jugando… y termina en el suelo. Es decir, el problema motor está derivando en un problema social, emocional, de contacto con sus congéneres. O a la hora de hacer pis (ya controla totalmente esfínteres en clase) no es capaz de subirse la ropita, porque pierde el equilibrio. Como veis, un desarrollo limitado en un área, afecta a otro tipo de registros afectivo-sociales y cognoscitivos.

Por otro lado, la peque con 25 meses ya sabe contar hasta 10, identifica perfectamente vocales y la mayoría de consonantes mayúsculas en cualquier soporte (libros, rótulos, carteles); señala y comprende conceptos como “grande” “mediano” o “pequeño”;  usa frases combinando sustantivos, verbos o adjetivos “es mi pelota roja” “vamos a la calle” “es la moto de papá”; utiliza “mío”, distingue "círculo" o "cuadrado"… Parece que como no juega ni se desarrolla motoramente,  vuelca todo su conocimiento en otra área, la cognoscitiva, que es la que se encuentra más desarrollada.

dibujos de niños moviendose

Ejercicios y actividades para ejercitar la motricidad gruesa entre 18 y 24 meses.
  • Matronatación. Viene muy bien en un montón de aspectos; ayuda al niño a ejercitar movimientos, a manejar su coordinación…
  • Ayudar al niño a saltar (sin soltarle de las manos) desde un escalón pequeño o una silla.
  • Estimularle para que de saltos en el mismo sitio con los pies juntos, teniéndolo agarrado de las manos.
  • Jugar a que se desplace de diferentes posiciones: dando saltos como una rana, arrastrándose por el suelo como un gusanito, caminando lateralmente o hacia atrás como un cangrejo…
  • Enseñarle y ayudarle a dar volteretas en la cama, sofá o colchón.
  • Motivarlo para que suba y baje las escaleras sin ayuda.
  • Jugar a correr con los brazos extendidos como si fuera un avión.
  • Jugar a mantener el equilibrio sobre un solo pie, y a caminar con un pie delante de otro como si fuera un equilibrista del circo.
  • Jugar a andar subiendo mucho las rodillas.
  • Ir al parque todo lo que se pueda y más: usar mucho los columpios, ya que le ayudan a mejorar el equilibrio.
  • Jugar con la pelota.

En fin, este sábado empezamos matronatación, que se encuentra dentro de los “deberes” que ya nos han puesto para tratar de avanzar en motricidad gruesa. Ya os contaremos.

feliz día! 

Entradas populares