problemas motores en niños

¿Sabías que si un niño tiene una minusvalía reconocida por la Comunidad de Madrid de un 33% es probable que tarde 2 años en recibir tratamiento rehabilitador o de fisioterapia por la seguridad social en los Centros de Atención Temprana? 

Nosotros no sabíamos que la lista de espera es tan grande, pero empiezas a conocer el funcionamiento de algo cuando lo necesitas. Esta es nuestra experiencia como usuarios actuales.  


©dibujosdenube



¿Porqué hay una lista de espera tan grande?

1. Por un lado faltan Centros de Atención Temprana (CAT) cuyo objetivo es dar respuesta en el menor plazo posible a las necesidades transitorias o permanentes de los pequeños, ya que cuanto antes se les atiendan, mas facilidades hay para ayudarles a superar la problemática que presenten. Es en estos centros donde reciben tratamiento ambulatorio los niños que tienen "problemas" relacionados con logopedia, fisioterapia, rehabilitación, psicomotricidad, etc. En estos centros trabajan todos los profesionales de la salud que pueden ayudar a los niños a eliminar el problema que presentan si es transitorio -como una falta de equilibrio o un problema de pronunciación- o a llevar una mayor calidad de vida en niños con problemas importantes -enfermedades neurólogicas, degenerativas, etc.-

2. El tratamiento en niños es mucho mas largo que en adultos. Así, es sencillo que un niño esté en tratamiento varios años... por lo que la lista de espera va aumentando sin parar.

3. Atienden problemas muy diversos: desde niños de dos años que son algo "torpes" o con problemas alimenticios hasta problemas graves de síndromes o enfermedades. Evidentemente, los niños con problemas mas graves avanzan antes que los niños con problemas leves y transitorios. Por lo que aunque lleves 2 años esperando con una minusvalía del 33% si hay un hueco libre, y acaba de llevar la solicitud un niño con una minusvalía del 45%, llaman primero a éste último.


Creo que mi peque tiene un problema... ¿como actúo?

Si detectas que tu hijo tiene un problema de cualquier tipo, debes acudir primero al pediatra si es que todavía no has sido enviado por algún médico especialista que trate al peque. Fue nuestro pediatra (luego supimos que Akane, por tener epilepsia, debía haber sido enviada a evaluación por los neurólogos que la tratan desde el principio) el que a nosotros nos derivó a un Trabajador Social Base -generalmente ubicado en el hospital que te corresponda- para que empieces con los trámites. Él será el que te dará toda la información: becas, ayudas, los datos de los CAT que te correspondan por tu domicilio y te facilitará también los datos del Centro Base -esto lo veremos después-. A este trabajador social tendrás que llevar:

          - Las valoraciones de que tu hijo necesita tratamiento, realizadas por el pediatra, neurólogo, terapeuta de la escuela...
           - Libro de familia.

Y este trabajador social te dará:

            - Los datos de los centros CAT que te corresponden. Deberás concertar citas con cada uno de los trabajadores sociales que hay en cada CAT para dejarles la solicitud de atención en su centro. Nosotros entregamos 1 carpeta con papeles en cada centro y teníamos 3 centros.

            - Información sobre el Centro Base. Este centro es un CAT que además, tiene la potestad concedida por la Comunidad Autónoma de Madrid de realizar valoraciones de minusvalía. Las valoraciones de minusvalía son imprescindibles, da igual si tu peque tiene solo un 50% o un 75%, pero ese número es el que va a situarte en el listado de los centros CAT donde dejes solicitudes. Es un baremo que usan para hacer el listado de espera, y como decía antes, los niños con mayor índice van siempre por delante de los de menor índice. La palabra minusvalía dan un poquito de susto, pero hay que ser realistas y afrontar y atender el problema que tiene tu peque cuanto antes. A partir de una minusvalía del 33% tendrás posibilidades de solicitar becas y ayudas para el peque. Realizar la valoración de minusvalía viene a tardar en torno al mes.

... ¿y ahora qué? ¿público o privado?

Debes visitar a cada trabajadora social, de cada CAT, llevando la valoración del Centro Base y toda la documentación. Toca esperar. En el momento en que haya un hueco disponible, te llamarán para que lleves al peque: ¡ojo! y debes quedarte con el horario que te den -puede ser de 11 a 12 de la mañana o de 4 a 5 de la tarde-, porque priman la atención. No puedes escoger horarios.

Los CAT suelen prestar los mismos servicios públicos por privado. Ahí si elijes horario a tu conveniencia y no tienes lista de espera. ¿El precio? Entre 200 y 300 euros por 1 hora a la semana de terapia para motor grueso.

Es entonces cuando ves que tu peque no puede permitirse esperar 2 o 3 años, si no mas, a ser atendido. Además, en muchos casos, cuando ya atienden a un peque, su grado de minusvalía no es ya el mismo: puede aumentar o puede disminuir. Entiendes también que aunque te llamaran, no podrías justificar esa ausencia del trabajo en horas que no cuadran con tu vida... y empiezas a calcular gastos. Y cuando es la salud del peque lo que está en la balanza, haces lo imposible para que los números cuadren... pero aún así, me duele infinito los padres que no puedan cuadrar números de ninguna manera. La salud de un peque debería estar por encima de tantas cosas... que parece mentira que no se invierta mucho mas en centros de atención. Hoy escuché en la radio que se han destinado 2.500 millones de euros en ayudas para las empresas de autopistas. Solo lo dejo caer.

Besos.


Edito: Creo que me he saltado algo importante. Si la "minusvalía" de tu peque es menor al 30% -en el caso de Akane, para que lo entendáis, es de un 35%- en el informe que emite el Centro Base pueden poner que "se recomienda tratamiento de fisioterapia" pero las probabilidades de que consigan verte en un centro público son muy muy lejanas. Estamos hablando de que pueden pasar 3 o 4 años sin que te llamen. Nosotros lo tenemos claro: Akane va a recibir tratamiento privado. Estamos haciendo números porque el tratamiento puede durar mucho tiempo. También cabe la posibilidad de que esté recibiendo tratamiento privado y te llamen por público: no pasa nada. Dejas de pagar y ya está.

Entradas populares